5 consejos para escoger un buen estudio de piercing

Un piercing es una perforación corporal profunda. Una mala aplicación o un cuidado posterior deficiente, pueden derivar en una infección. Por eso es importante que elijas bien el lugar donde te lo vas a hacer, que tengas claros los riesgos que conlleva la práctica y también como deberás cuidártelo.

Estos 5 consejos te ayudarán a escoger un buen lugar para hacerte tu próximo piercing

1.- Vigila la higiene del local:

Es importante que el local tenga una higiene correcta en general. Y en especial en las cabinas donde se realiza la práctica, que tienen que estar siempre separadas con una puerta del resto del local.

2.- Pedir todas las garantías:

Cualquier local de piercing debe tener un certificado con su registro de Sanidad. Y el aplicador debe tener un certificado conforme ha realizado el curso higiénico-sanitario que lo capacita para el trabajo. Estos certificados deben estar expuestos en un lugar visible para el cliente. Fíjate que el estudio que escojas los tenga. Y si no lo tienen, pídeles. Los problemas derivados de una mala práctica sanitaria pueden ser más graves de lo que imaginas: Infecciones bacterianas, enfermedades de transmisión por sangre (hepatitis B, C, VIH), tétanos.

3.- Minimiza los riesgos de alergias: 

Es muy importante que el aplicador utilice materiales de calidad para tu piercing. Para asegurarte de que es así, pide que te enseñen el certificado de homologación de los materiales que van a utilizar.

4.- Pide información antes de realizar el piercing :

El aplicador debe informarte antes de realizar el piercing sobre la técnica en sí, los riesgos que tiene, su reversibilidad y los cuidados para los días posteriores.

5.- Ahorra problemas, no dinero:

Ahorra problemas escogiendo un buen estudio de piercing. De esta manera sabrás:

> Que estás en manos de un profesional cualificado y con experiencia.
> Que el estudio cumple con la normativa sanitaria.
> Que estás minimizando los riesgos de alergias o infecciones posteriores, con lo que el resultado final será más satisfactorio y duradero.
> Tienes que tener en cuenta que un estudio que cumple con toda la normativa sanitaria vigente y que cuenta con profesionales cualificados, que te ofrecen todas las garantías, es algo que tiene un precio. No te pongas en manos de cualquiera.